Las Torres de Quart son una de las dos puertas de la muralla bajomedieval que conserva Valencia, además de las Torres de los Serranos. Si el Portal de los Serranos era el acceso desde Aragón y Cataluña, el portal de Quart era, por excelencia, la entrada desde el Reino de Castilla.

Construidas entre 1441 y 1470 durante el reinado de Alfonso V y Juan II -coincidiendo con la gran expansión con la consolidación de la ciudad como el principal centro cultural y político de la Corona de Aragón- fueron una de las principales obras arquitectónicas de Valencia durante este periodo. El diseño original de la obra fue concebido muy probablemente por Francesc Baldomar tomando como modelo el Arco del Triunfo del Castel Nuovo de Nápoles y fue completado por Pere Compte y Pere Bonfill.

El edificio -realizado con masonería de cal y cantos- se compone de tres cuerpos: dos monumentales torres de forma semicilíndrica y un cuerpo central de planta rectangular donde se encuentra la puerta bajo un arco de piedra de medio punto. El monumento tiene una característica muy peculiar: la planta se dispone sesgada, es decir, de forma oblicua respecto a la línea de la muralla, para seguir el trazado del antiguo camino de Quart, que penetraba en la ciudad por este punto. No solo la planta, sino que todos los vanos y vueltas se disponen de esta manera, convirtiendo el edificio en un “tour de force” arquitectónico. El efecto óptico es tan perfecto que no es fácil darse cuenta cuenta de esta maravillosa característica de la construcción que la integraba en el tejido suburbano sin esfuerzo.

En el primer piso de la tribuna central encontramos una vuelta arestada de dos tramos realizada con piezas romboidales que constituye una de las grandes obras maestras de la arquitectura valenciana del siglo XV.

En el S. XVI una de las torres se utilizó como almacén de pólvora. Entre 1623 y 1944 las torres sirvieron, primero, como prisión para mujeres; y después, como prisión militar. Esta función hizo que se salvaron de la demolición de la muralla medieval, que se llevó a cabo ya avanzado el S. XIX.

En 1931 fueron declaradas Monumento Nacional. Pueden visitarse todos los días.



Datos básicos

Horario:

Lunes a Sábados de 10.00 h a 19.00 h
Domingos y festivos de 10.00 h a 14.00 h

La visita a las Torres de Quart está condicionada a la presencia de luz solar. La hora del último acceso cambia entre noviembre y febrero. La visita puede ser limitada por condiciones meteorológicas que pongan en peligro la seguridad de los visitantes (lluvia, niebla, fuerte viento).

Precio:

Precio general 2€. Tarifa reducida 1€. Tarifa gratuita (Domingos y festivos). Bono 3 días 6€

Dirección:

Pl. de Sta Úrsula, 1. 46003 Valencia
C/ Guillem de Castro, nº 89

Transporte:

Autobús: 5,60.