Fue construido a instancias del alcalde de la ciudad, el barón de Cárcer, como mercado de venta al por mayor para mayoristas de la provincia y otras partes del territorio. En su momento fue considerado el mejor de España y uno de los más importantes de Europa. Diseñado por el arquitecto Javier Goerlich Lleó partiendo de criterios funcionalistas, las obras se iniciaron el 1 de diciembre de 1940 y, tras de varias interrupciones, finalizaron el 28 de junio de 1948.

Las instalaciones ocupan dos manzanas del ensanche de 1912, un rectángulo de 225 x 105 metros aproximadamente, donde se inserta el edificio propiamente dicho, de 190 x 70 metros. De traza funcional y sencilla, adaptada al uso para el cual fue concebido, incluye en su composición motivos ornamentales del modernismo local que se manifiestan en detalles tales como cristaleras de colores, escudos, etc. El recinto se cierra con una potente valla con pilastras de piedra calcárea sobre zócalo de nivelación que se manifiesta principalmente en su acceso.

En su interior, el mercado se organiza en una doble simetría, siendo perpendicular al lado más largo de la manzana. En este se sitúan los dos edificios de administración y servicios que sirven de acceso, con imponente portada de piedra, indicador del carácter institucional del recinto. El interior se organizaba en dos calles de 10 metros de anchura, paralelas al lado más largo de la manzana, a partir de las cuales se organizaban las naves de venta. Llegó a disponer de 96 paradas y 500 lugares para los agricultores de la zona. El espacio interior es imponente, caracterizado por su gran altura y longitud y la impactante seriación de los pórticos de cemento armado, donde enormes vigas en ménsula resuelven los grandes aleros y voladizos que aparecen tanto en el exterior como el interior. La cubierta se resuelve con tejado a varias vertientes sobre cerchas metálicas. Trasladados los abastecimientos al actual polígono de Mercavalencia, el edificio quedó prácticamente en desuso durante largo tiempo.

En 1991 sufre una importante transformación, convirtiéndose en un enorme contenedor que actualmente aloja en su interior dos edificios: un complejo deportivo y cultural y un instituto, organizados en torno a un gran hall central, situado en el eje principal del edificio, donde la cubierta original se sustituye por un lucernario y desaparece completamente el sentido longitudinal de circulación inicial.


Datos básicos

Dirección:

Calle Alberique, 18
46008 Valencia